Teléfono: (505) 2266-8940 | | Síguenos:

Enfermos de insuficiencia Renal Crónica (ICR) denuncian la indolencia del Estado y la empresa Nicaragua Sugar Estates Limited

20 de marzo de 2018

El 16 de marzo, en el contexto del Día de la Insuficiencia Renal Crónica un equipo del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, CENIDH, acompañó a integrantes de la Organización de Enfermos de Insuficiencia Renal Crónica Nuevas Esperanza, conformado por 180 personas enfermos de IRC y esposas de fallecidos por esta enfermedad, ex trabajadores/as del Ingenio Santa San Antonio, hoy Nicaragua Sugar Estates Limited, en una marcha realizada en el municipio de Chichigalpa con el objetivo de visibilizar la grave situación que viven los enfermos de IRC, ante la falta de atención medica de calidad en el municipio, quienes no pueden sufragarse los gastos que implica viajar a Managua para el tratamiento de hemodiálisis ya que no fueron muchos de ellos no fueron beneficiados por loa seguridad social al no reconocer la insuficiencia renal crónica como una enfermedad de riesgo..   

La marcha en todo momento fue asediada por dos móviles policiales y un policía vestido de civil en motocicleta, los agentes tomaban videos y fotografías de los/as participantes, ello como una acción intimidatoria. Asimismo, Luis Nicoya Presidente de la Asociación denunció que un día antes de la marcha fue citado por el jefe de la policía de Chichigalpa quien le expreso que tenía conocimiento de la actividad e intento disuadirlo de no realizarla.

A diferencia de esta marcha en horas más tempranas el CENIDH observó cómo la policía acompañó y abrió camino a una marcha de otra organización quienes portaban mantas y pancartas con el logo SER San Antonio, lo que deja en evidencia una vez más la aplicación de un doble estándar de la policía en clara violación al derecho a la libre movilización y a la igualdad ante la ley. En tal sentido, el ejercicio del derecho humano a la libre circulación y a la protesta de la asociación Nuevas Esperanzas  en ningún momento obstruyó  el tráfico o representó un peligro para las demás personas por lo que la acción de la policía solo se explica como una acción de intimidación.

El CENIDH rechaza la acción de la Policía Nacional convertida en una herramienta de control y de represión en perjuicio de los derechos fundamentales de la población. El CENIDH le recuerda a la policía su deber de garantizar los derechos humanos de todas las personas y que protestar es un derecho y reprimir es un delito.

 

Centro Nicaragüense de Derechos Humanos

¡Derecho que no se defiende… es derecho que se pierde!




Temas Relacionados: derechos humanos

Publicaciones

Informe sobre Derechos Humanos y Conflictividad en Centroamérica 2016-2017

Informe sobre Derechos Humanos y Conflictividad en Centroamérica 2016-2017

Descargar

Informe de Monitoreo: Elecciones Municipales en Nicaragua, 5 de noviembre de 2017

Descargar

Derechos Humanos en Nicaragua: Informe Anual 2016

Derechos Humanos en Nicaragua: Informe Anual 2016

Descargar

Miembros