Teléfono: (505) 2266-8940 | | Síguenos:

INFORME DEL CENIDH SOBRE LA MARCHA NACIONAL POR LA DEROGACIÓN DE LA LEY 840 LEY DEL CANAL INTEROCEÁNICO DE NICARAGUA

10 de noviembre de 2015

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos CENIDH, informa sobre las violaciones a los derechos humanos ocasionadas por el Estado de Nicaragua en contra de la tercera marcha a nivel nacional  y la número 53 realizada contra la Ley 840 , conocida como Ley del Canal de Nicaragua; manifestación convocada con dos meses de anticipación por el Consejo por la Defensa de la Soberanía, Tierra y el Lago de Nicaragua a la cual se sumaron personas a título individual como organizaciones sociales a nivel nacional.

Los campesinos que participaron en la movilización del 27 de octubre del corriente año, salieron desde sus comunidades ubicadas a 300 km de Managua en camiones para transportar ganado, en una manifestación espontánea y auténtica donde cada uno llevó sus alimentos en “morralitos”, con la firme convicción de marchar junto a manifestantes de Managua desde las instalaciones del Diario La Prensa en carretera Norte y finalizar su movilización en la Asamblea Nacional, donde demandarían la derogación de la Ley 840.

El CENIDH participó en la manifestación, monitoreó a través de las Filiales del Cenidh en Chontales, Matagalpa y Estelí las condiciones con las que se ejerció el derecho de manifestación, donde participaron unas “7.000 personas” , revisó la información periodística y recibió testimonios de personas que fueron víctimas de la represión, los cuales se presentan en el presente informe y que incluyen los hechos previos y posteriores a la manifestación.

I.    Obstáculos, Amenazas y Detenciones realizados por la Policía Nacional y el Ministerio de Transporte e Infraestructura MTI
Manifestantes Provenientes de San Carlos, Nueva Guinea, San Miguelito y otros
1.    Amenazas, la Policía Nacional visitó casa a casa a los dueños de camiones advirtiendo que no prestaran sus servicios de transporte; lo que atemorizó a algunos transportistas que decidieron no trasladar a algunas comunidades; sin embargo, 56 camiones que tomaron la decisión de viajar los cuales enfrentaron diversos obstáculos en su trayectoria a Managua.

2.    Retenes Policiales. Según nos informaron los líderes campesinos, los manifestantes tuvieron que presionar y pasar por retenes policiales que tenían como objetivo impedir la continuidad de la movilización. Entre otros retenes se hallaban los ubicados en El Empalme de la Lechera, El Níspero  y El Empalme de Pájaro Negro , último que fue levantado aproximadamente a las 10:00 pm por la Policía luego de recibir información de que se habían juntado los manifestantes de El Tule y Nueva Guinea. Otra parte de campesinos, tuvo que caminar durante hora y media, debido a que el camión había sido retenido por la Policía Nacional en “La Gateada” , Chontales; así como en El Ayote donde los campesinos caminaron por varias horas porque la Policía no permitió el paso de los camiones .

3.    Miguelitos  sobre la Carretera. En la trayectoria, un total de 11 camiones de la caravana de campesinos tuvo que detenerse en varias oportunidades  para cambiar las llantas ponchadas por miguelitos  que habían sido esparcidos sobre la carretera; situación superada al prestarse llantas entre ellos mismos, logrando llegar a las 3:00 de la madrugada a Acoyapa donde se detuvieron para reparar las llantas.

4.    Custodia Policial con lento Desplazamiento. El 27 de octubre a las 5:00 de la mañana, pasaron por Juigalpa custodiados por unas ocho patrullas de la policía, que se desplazaban muy lentamente a unos 30 km por hora y les limitaba la velocidad para el desplazamiento, ocasionando cansancio y desesperación en los campesinos que optaban por bajarse de los camiones y continuar su marcha caminando.

5.    Obstrucción de la Vía con Patrulla Policial. En Tecolostote , la policía estacionó una patrulla para impedir la continuidad de la movilización. En dicho caso, los campesinos se bajaron de los camiones y procedieron a despejar la vía logrando pasar este obstáculo, sin encontrar los retenes que habían en el empalme de Teustepe y en el empalme de San Benito, último que se encontraba a una hora de Managua.

Esta trayectoria duró más de 36 horas, saliendo en la madrugada del 26 de octubre y llegando a La Prensa aproximadamente a la 1:00 de la tarde, con mucho cansancio por el viaje pero con entusiasmo por compartir los obstáculos superados y expresar sus demandas.


Manifestantes Provenientes de Ocotal

6.    Inspecciones de Vehículos por la Policía. En horas de la mañana del 27 de octubre, en la entrada de Managua, la Policía procedió a realizar inspecciones en cada vehículo que ingresaba a la capital, ocasionando un gran embotellamiento y retardando el mayor tiempo posible el curso de la caravana, que finalmente llegó a Managua después de 6 horas de retraso por esta estrategia de la Policía.-

7.    Retención de Bus privado y Transporte Colectivo por parte de la Policía y del MTI. El 26 de octubre en la salida de Ocotal, la Policía Nacional retuvo sin explicaciones un bus  con 50 personas aproximadamente que venían a la Marcha Nacional desde un día antes, así como un camión propiedad de la Alcaldía de Ciudad Antigua  que venía con 30 personas. En dicho lugar, la policía se encontraba con la señora Antonia Zambrana delegada del MTI y otros funcionarios de mismo ministerio bajo un toldo, que tenía banderas FSLN, alto parlante, música alusiva al Gobierno y funcionarios vestidos con las camisetas pro gubernamentales.

En dicho caso, los participantes en la protesta optaron por viajar en un bus  de transporte colectivo; sin embargo, fue igualmente retenido por la Policía en el mismo lugar y sin ninguna explicación, procediendo a bajar a todos los pasajeros, aunque no fueran a la marcha, reteniéndoles ilegalmente, sin permitirles que bajaran las maletas y registrar sus pertenencias de forma arbitraria.

8.    Detención Ilegal. El promotor Herrera informó que además de haber retenido el camión propiedad de la Alcaldía de Ciudad Antigua, su conductor Harold Ruiz Rosales fue detenido ilegalmente a las 02:00 de la tarde y puesto en libertad hasta las 08:00 pm, también fue detenido Abrahán Quiñonez Centeno, ese mismo día a las 02:00 de la tarde y puesto en libertad a esa misma hora del día siguiente. Al momento de la detención fueron trasladados con todo y vehículos a la policía, donde permaneció un buen grupo de jóvenes de la juventud Sandinista y trabajadores del Estado con camisetas, banderas.

Ataques a Defensores/as de Derechos Humanos

9.    Ocupación Ilegal de Bienes. En la salida de Ocotal la Policía, procedió a ocupar una Tablet Samsung a Byron Herrera González, promotor del CENIDH, quien estaba tomando fotografías y filmando estos hechos. La Policía no entregó recibo de ocupación y según el promotor, por el contrario, el Comisionado Mayor José Oscar Reyes Jefe Departamental de la Policía en Nueva Segovia le dijo que la iba a regresar, pero cuando él quisiera, exigiéndole se llevara a toda la gente que estaba en el lugar, afirmándole “Tené claro que no van a ir a Managua”. El promotor denunció que mientras la Tablet estuvo en poder de la Policía, su Facebook fue revisado, sus fotos y videos fueron eliminados, y aunque fue devuelta dos días después; al día siguiente sin orden judicial y por órdenes del Comisionado Mayor Oscar Reyes fue trasladado a la unidad policial de Ocotal donde lo retuvieron por tres horas, bajo la amenaza de ser procesado por estar supuestamente levantando un movimiento para quemar la policía; lo que niega rotundamente y por el contrario estos abusos de la Policía están orientados a impedir su labor de promotoría en derechos humanos.

10.    Retención Ilegal de Personas Asimismo, en un operativo dirigido por el Comisionado Nixon Moran Jefe de Auxilio Judicial de Ocotal, retuvo a las 4:00 de la madrugada del 27 de octubre, un bus expreso (transporte inter urbano), bajando a todos los pasajeros, entre ellos el promotor del CENIDH Julio Ernesto Herrera Ruiz junto con dos personas más fueron retenidos y ubicados en el interior de la patrulla policial por unas 3 horas, en ese período los sacaron de la misma para tomarles sus datos personales y luego los volvieron a meter a la camioneta y media hora después los volvieron a sacar para tomarles fotos. Al respecto, la Policía les dijo que los habían detenido porque iban para la marcha y que desde el día antes estaban queriendo irse, que ellos ya sabían todo. Por su parte, las otras dos personas explicaron a la Policía que eran estudiantes universitarios, pero la respuesta de los funcionarios es que era mentira, que sin duda alguna iban para la marcha, volviéndolos a meter a la camioneta. Después de más de tres horas de retención ilegal dejaron en libertad al promotor y a otro joven, no así a uno de ellos, quien es hijo de la promotora Marlene Ponce Espino; a quien se lo entregaron personalmente en la delegación policial, afirmando que su arresto fue porque iba para la marcha; asunto por el cual estuvieron siendo cuestionados permanentemente durante su detención.

11.    Vigilancia ilegal a Alberto José Rosales coordinador de la filial del CENIDH en Estelí, el 26 de octubre, a eso de las 10:00 de la noche se estacionó un hombre en una motocicleta sin identificación alguna y en una parte oscura a unos 50 mts. de la casa de Alberto, donde permaneció estacionado por unos 15 minutos, por lo que el coordinador decidió confrontar la situación, pero el motociclista se fue de inmediato sin poder verificar la identidad ni características de la motocicleta. La madrugada del 27 de octubre a las 04:30 am en el mismo sitio se estacionó una motocicleta con ruido similar al de la noche anterior, permaneció por unos 25 minutos y luego se retiró; constituyendo una acción de intimidación y vigilancia ilegal hacia el coordinador de la filial.

12.    Amenazas a Marlin Sierra, Sub Directora del CENIDH, el domingo 25 a las 4:00 pm, un grupo de 12 jóvenes simpatizantes del Gobierno, se detuvo frente a su casa y gritaron “conozcan ahí vive una vende patria”, repitiendo dicha frase en varias ocasiones, situación que fue advertida por una vecina quien le pidió que no saliera de su casa; situación que constituye un acto de hostigamiento y amenaza a la seguridad de Marlin en su calidad de defensora de derechos humanos.

13.    Atentado contra Francisca Ramírez, Vice Coordinadora del Consejo por la Defensa de la Soberanía, Tierra y el Lago de Nicaragua, quien denunció públicamente en un reportaje de televisión que durante la trayectoria hacia la marcha nacional contra el Canal fue amenazada con arma de fuego por un sujeto desconocido, situación que fue informada inmediatamente a la Policía Nacional . Este hecho, también constituye un ataque a Francisca en su carácter de defensora de derechos humanos de los campesinos que luchan por la derogación de la Ley 840.

Manifestantes Provenientes de Matagalpa

14.    Requisas Policiales En el Empalme de San Benito, la Policía Nacional estuvo requisando los vehículos que venían a Managua y en el caso del Colectivo de Mujeres de Matagalpa que viajaban en un bus, procedió a solicitar las cédulas de identidad de cada una de las pasajeras, las cuales fueron anotadas en una lista y posteriormente forzadas a bajar del bus, emprendiendo una caminata hasta llegar a Managua.

Otros Incidentes:

Medios de comunicación informaron sobre la detención ilegal de siete personas en Rivas que venían a la marcha y quince personas que fueron bajadas del transporte público de León .

Con relación a los retenes realizados, la“… justificación que dieron los uniformados respecto al inusual operativo en masa fue que revisaban los documentos, constatando que nadie manejara sin la licencia ni la circulación y seguro del automotor, además que anduvieran actualizado el permiso de operación que extiende el MTI. No obstante, cuando pasó la caravana que participaría en la contramarcha -compuesta por buses, camionetas y motos- los policías no los detuvieron para certificar que todos anduvieran sus papeles en regla. Entre la rotonda Las Flores y la de Nindirí funcionaron cuatro retenes, en cada uno había al menos tres inspectores del Ministerio de Transporte y un número similar de agentes de tránsito ; lo que no ocurrió con los manifestantes de la marcha pro gubernamental a quienes escoltaron para asegurar la manifestación sin interferencia de tráfico.

Como se puede observar, todas las acciones descritas realizadas en general por la Policía Nacional y por funcionarios del Ministerio de Transporte e Infraestructura tenían como objetivo impedir que la movilización campesina y de otros sectores de la sociedad, llegara a Managua; donde se pudo observar que el transporte colectivo urbano estaba limitado y el inter urbano tenía impedimentos para circular libremente a pesar de ello, los pobladores de dichas ciudades lograron llegar a Managua en medio de los obstáculos y dificultades.


II.    Obstáculos de la Policía Nacional, Agresiones de simpatizantes del FSLN y Violencia causada por grupos de Motorizados Paramilitares que actuaron con la aquiescencia de la Policía en la Manifestación:
15.    Cierre de la Vía Pública. Desde las 10:00 de la mañana del 27 de octubre la Policía Nacional bloqueó  el tráfico en los semáforos de El Nuevo Diario, con un alto dispositivo policial de fuerzas anti disturbios; fortalecido con fuerzas pro gubernamentales y con camiones cruzados detrás de ellos  para impedir la movilización y el desplazamiento de los campesinos y manifestantes que tenían como objetivo llegar a la Asamblea Nacional.

16.    Agresiones por simpatizantes del FSLN en la Carretera Norte. En horas de la mañana, aproximadamente 500 personas esperaban la llegada de los campesinos a Managua, recibiendo en ese período de tiempo (más de 5 horas), agresiones de simpatizantes pro gubernamentales que circulaban en motocicletas y vehículos agitando las banderas del FSLN, resultando agredidos los siguientes:

a.    Alexander Ortega, resultó lesionado en la cabeza cuando un grupo de simpatizantes del FSLN  que circulaban en un camión propiedad de la Alcaldía de Managua , lanzó piedras, láminas de aceros y palos en perjuicio de los manifestantes. En el caso de Alexander, fue golpeado por una pedrada y trasladado de inmediato a la Policlínica del Norte, donde le brindaron primeros auxilios.

b.    Tania Quintana, Petrona Pérez, Martha Ulloa, María Castillo y Juanita Jiménez del Movimiento Autónomo de Mujeres; denunciaron el 3 de noviembre ante el CENIDH que este mismo conductor, amenazó su vida e integridad al desviar su trayectoria y dirigirla hacia el grupo de mujeres que sostenían mantas de respaldo a los campesinos; también que recibieron pedradas del grupo de simpatizantes sandinistas que iban en el camión.

Esta acción de provocación deliberada realizadas en varias ocasiones, tenía como objetivo confrontar a la población; como también los actos de instigación que el CENIDH constató de parte de un reducido grupo de personas -no campesino- que instigaron y alentaron para que los campesinos marcharan hacia la Asamblea Nacional a sabiendas de las graves amenazas de un enfrentamiento. Dicho grupo, forcejeó y retiró las vallas metálicas que habían sido puestas frente al cordón policial de los Semáforos de El Nuevo Diario en la Carretera Norte y posteriormente insultaron al CENIDH en la Gasolinera de la Rotonda de Bello Horizonte al llamarnos “cobardes”, por no sumarnos a continuar en la ruta hacia la Asamblea Nacional y evitar confrontaciones entre los campesinos, la Policía Nacional y los grupos afines al Gobierno.

17.    Violencia en la Rotonda de Bello Horizonte por parte de Motorizados afines al Gobierno:La movilización finalizó en la Rotonda de Bello Horizonte, donde también fueron obstaculizados  por la Policía; lo que motivó a los campesinos a volver a sus camiones para evitar confrontaciones, quedando aún un grupo disperso de manifestantes que fueron atacados por aproximadamente 50 motorizados vestidos de civil, quienes ingresaron por detrás del cordón policial ubicado al oeste de dicha Rotonda, realizaron detonaciones, se bajaron de sus motocicletas y dieron persecución a jóvenes identificados previamente en la protesta a quienes agredieron físicamente y psicológicamente, dejando como consecuencia los siguientes lesionados:

c.    Darwin Francisco Jirón Espinoza, quien se encontraba con su pareja Vanessa Huerta. Jirón fue víctima de agresiones físicas por parte de tres motorizados vestidos de chaquetas negras, sus rostros cubiertos por pañoletas negras, quienes se bajaron de las motos y procedieron a patearlo, golpearlo con un bastón chino (que en la punta tenía una pelota) y con un tubo metálico, ocasionándole una fractura en su codo derecho, lesiones en su espalda y brazos; siendo operado en el Hospital Salud Integral. En su testimonio, Jirón aseguró que uno de los agresores le dijo que esto le pasaba “por meterse con el gobierno del Comandante” , que pobladores cercanos les negaban asistencia por temor y que la Policía no sólo vio las agresiones sino que permitió que pasara dicho grupo, los cuales actuaron de forma organizada.

d.    Francisco Leyva quien se encontraba en un estado de pánico y relató que trató de evadir la agresión de los motorizados y corrió para protegerse, intentando ingresar en comercios que cerraron sus puertas, al igual que los buses y taxis que circulaban en la rotonda, por lo que al ser alcanzado, fue golpeado por los motorizados; llegando un amigo a defenderlo, recibiendo éste agresiones peores. El CENIDH lo intentó trasladar al hospital más cercano, pero optó por ser llevado a su casa de habitación, sin dejar de cuestionar la indiferencia de la gente para ayudar y expresar incertidumbre sobre el estado físico de su amigo.

e.    Carlos Ruíz, fue golpeado con garrotes y amenazado con una pistola cuando intentó defender a su hermano y a un amigo que estaban siendo agredidos, por lo que se defendió con un trípode de cámara fotográfica y pudo despojar de su pistola a uno de los agresores, según reportes de medios de comunicación .

f.    Nadine Ramírez y un grupo de jóvenes denunciaron el 30 de octubre ante el CENIDH  que la Policía permitió el ingreso de los motorizados a la zona de la rotonda donde ellos se hallaban y que éstos empezaron a seguirlos. Que uno de ellos estaba filmando y también fueron atacados, ya que querían quitarles el teléfono, corrieron hasta llegar al Restaurante Pollo Estrella y una vez que ingresaron los trabajadores cerraron la puerta de vidrio, la cual era golpeada insistentemente por los motorizados que exigían la abrieran. Tuvieron que subir al segundo piso del edificio porque los motorizados estaban entrando por una ventana, el grupo logró esconderse en el baño con excepción de Nadine Ramírez que tuvo que esconderse dentro de los juegos y estando ahí fue arrastrada por los pies para sacarla del juego, le revisaron los documentos de su mochila y se la llevaron junto con su celular.  Los jóvenes mientras estaban en el baño subieron un video a Facebook solicitando ayuda a otros amigos, quienes les contactaron y pudieron salir del local. Todo ese episodio de persecución y temor fue en presencia de la Policía Nacional.

g.    Los diputados Eliseo Núñez y Marcia Sobalvarro, fueron perseguidos por los motorizados, por lo que corrieron e intentaron refugiarse en la Iglesia “Pare de Sufrir”, de donde fueron expulsados por el pastor, quien les dijo no quería tener conflictos con el Gobierno. Así que pidieron refugio en una casa particular . Por otro lado el diputado Eddy Gómez resultó ser víctima de lesiones y robo de su celular .

h.    Campesinos lesionados, asimismo “líderes campesinos reportaron como heridos por pedradas a Bayardo Saúl Vargas, de Juigalpa y a Juan Francisco Pérez y Kuan Flores, de El Ayote” .

Tales hechos, coinciden con los videos de medios de comunicación, donde se observa la forma en que más de 50 motorizados ingresan a la Rotonda de Bello Horizonte, realizan disparos y agreden físicamente a quienes se encontraban en el lugar , actuando de forma coordinada y combinada con antimotines que señalaban dónde estaban los jóvenes, actuación que contó con la cooperación y connivencia de la Policía Nacional, cuyo despliegue de fuerzas estuvo bajo el mando del Sub Director de la Policía Nacional Comisionado General Ramón Avellán, según constató el CENIDH cuando se desplazaba en el sector de la Rotonda.


III.    La contra marcha partidaria del Gobierno

El Gobierno convocó a una “caminata por la paz y el trabajo” con una semana de antelación a la Marcha Nacional contra el Canal; con una trayectoria iniciada desde el Paseo de los Estudiantes en la Avenida Bolívar hacia la conocida Plaza de Las Victorias. Además de inventar dicha celebración, la señora Rosario Murillo afirmó que sería a partir de las 3:00 de la tarde del 27 de octubre; sin embargo, las rotondas fueron ocupadas desde un día antes y en la noche del 26 de octubre, más de 50 motorizados se encontraban ya reunidos en el Parque Candelaria, percibiéndose un ambiente de tensión.

El 27 de octubre, desde tempranas horas de la mañana, los grupos pro gubernamentales estuvieron presentes en la Carretera Norte, ubicados detrás del cordón policial y en la tarde se realizó la anunciada movilización en la que participaron trabajadores del Estado, estudiantes de escuela Secundaria y Técnicas, Juventud Sandinista, entre otros y que generó la paralización del país, en primer lugar por la falta de acceso a Managua de los buses inter urbanos y en segundo lugar porque las instituciones del Estado y escuelas estuvieron movilizados en rotondas y manifestación pro gubernamental, desatendiendo las funciones del Estado en el caso de los trabajadores del sector público y en el caso de los estudiantes, según se observa en declaraciones públicas, afirman “nos mandaron para aquí… [y tuvieron clases?] Solo dos horas…”

La comunidad nacional e internacional pudo constatar que solamente el sector pro gubernamental tiene las facilidades para ejercer el derecho a la manifestación, el cual estuvo garantizada por la Policía Nacional, institución que impidió el paso a la movilización contra el Canal. Esta arbitrariedad y abuso cuestionado por medios de comunicación, pero el Comisionado Mayor Juan Valle Valle, al ser consultado por qué ahí garantizaban la apertura de las vías para la caminata convocada por el Gobierno y en la Carretera Norte bloquearon el paso, respondió “qué bárbaro, parece que sos ciego vos… ahí estábamos regulando…estábamos regulando… aquí andamos trabajando…”  al preguntar por qué la policía trancó las vías, respondió “yo no he visto eso”.

Por su parte, la Ministra de Gobernación Ana Isabel Morales respecto a los trabajadores “se había garantizado el trabajo la atención a la población…el resto nosotros venimos aquí a hacer presencia por trabajo, por la paz, que es lo que nos garantiza el Comandante Daniel… esto es la calle, mira toda la juventud, toda la gente, estamos celebrando la paz, celebrando trabajo y celebrando alegría… aquí hay garantía de traslado, de movilización…”  y sobre su opinión respecto a que la Policía había impedido la manifestación a los campesinos, respondió “eso es lo que vos decís a mí no me consta… a mi no me consta hermano, eso que vos decís a mi no me consta… yo sí sé que este Gobierno garantiza la paz, la seguridad y la tranquilidad de los nicaragüenses…”. La presencia de ella, evidencia la participación directa del Estado la cual constituye una prueba de la actual confusión Estado- Partido.


Las declaraciones del Vicepresidente Omar Hallesleven, se observa la decisión del Estado de impedir la marcha campesina al afirmar “Ahí había una situación. Cuántos hombres venían allí con su cutacha (machete) y cuántos venían con garrote. Entonces dejarlos llegar a la Asamblea Nacional hubiese sido irresponsable” , sin embargo el desplazamiento de la manifestación del Gobierno estuvo garantizada por la Policía Nacional ; pero cuando le preguntaron por la acción de los motorizados, dijo que no podría opinar de lo que no sabía.

Luego de las movilizaciones, “el portal gubernamental "El 19", [informó que] seis simpatizantes del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) que se concentraron desde primeras horas de la mañana en las principales rotondas y avenidas de Managua, fueron agredidos por opositores al canal. Los lesionados fueron identificados como José Luis Sánchez (24 años), Marvin Mendoza (32), Guillermo Ramírez (32), Leonel Mejía (27), Ana María Silva Hernández (28) y Oscar Campos (59), de acuerdo con ese portal” ; quienes presuntamente habrían resultado lesionados durante los actos de provocación que ellos mismos organizaron en horas de la mañana en la carretera norte.

IV.    Represalias del Gobierno contra Campesinos después de la Marcha Nacional

El CENIDH recibió información de parte de la líder campesina Francisca Ramírez; que desde que se inició la lucha contra el canal y aún después de la marcha nacional, los campesinos han sido víctimas de actos de hostigamientos que obstaculizan sus labores cotidianas; tales como retrasos o negativas de parte de la Alcaldía de Nueva Guinea de entregar las cartas para realizar la venta de ganado; dificultades en la entrega del certificado de fierro, someterlos a la compra de un par de chapas de identificación animal por cabeza de ganado, con el valor de C$ 39.00 (equivalente a $ 1.41) por cada una; así como un incremento del abigeato que pese a ser denunciado ante la Policía Nacional no obtienen respuesta.
 
Para el CENIDH si bien es cierto, estas son medidas relacionadas con la trazabilidad  del ganado, también es cierto que deben realizarse de forma transparente, pública y por igual; de forma tal que estas medidas no generen como consecuencia actos discriminatorios ni se constituyen en mecanismos de represalias por participar en protestas sociales y demandar el respeto de sus derechos.


V.    Consideraciones del CENIDH:

1.    El CENIDH contabiliza un total de 14 tipos de obstáculos realizados por autoridades estatales para impedir la movilización campesina, entre los cuales destacan las Amenazas, Retenes Policiales, Miguelitos sobre la Carretera, Custodia Policial con lento Desplazamiento, Obstrucción de la vía con Patrulla Policial, Inspecciones de Vehículos por la Policía, Retención de Bus privado y Transporte Colectivo por parte de la Policía y del MTI, Ocupación Ilegal de Bienes, Detención Ilegal, Retención de Personas, Vigilancia ilegal, Agresiones, Actos de Hostigamientos y Violencia, éste último realizado por un grupo de motorizados afines al Gobierno. Dichos obstáculos lograron finalmente impedir que la movilización llegara a la Asamblea Nacional, pero no impidieron que los campesinos llegaran a Managua como era su objetivo. 

Asimismo, contabiliza un total de 5 personas detenidas ilegalmente por la Policía Nacional y más de 16 personas agredidas como resultado de los actos de hostigamientos, actos de provocación y violencia por parte del referido grupo de motorizados, que actuaron con la aquiescencia de la Policía Nacional y 6 personas afines al Gobierno según reportaron medios oficialistas.

2.    En tal sentido, consideramos que el Estado de Nicaragua violó su obligación de garantizar los derechos humanos y constitucionales en igualdad de condiciones y sin ningún tipo de discriminación; por lo que, autorizar una manifestación pro gubernamental y garantizar la misma a pesar de estar previamente convocada una movilización de rechazo al canal y obstruir dicha manifestación; violenta el derecho a la igualdad y no discriminación y genera como consecuencia polarización extrema del país, intolerancia, violencia institucional y actos delictivos por grupos afines al Gobierno que pretenden callar las voces de quienes piensan diferente.

3.    La Policía Nacional al realizar acciones de obstaculización e impedimento de la manifestación, se aleja de su misión establecida en la Constitución Política de ser “… profesional, apolítica, apartidista, obediente y no deliberante… se regirá en estricto apego a la Constitución Política a la que guardará respeto y obediencia”  y por el contrario, se inclina, favorece, protege y permite la agresión de los grupos afines al Gobierno hacia los participantes en la marcha.

4.    Que el Estado de Nicaragua violentó los derechos de manifestación , libre circulación , libertad de expresión  y pensamiento ; al impedir por todos los medios posibles que la marcha campesina llegara a la Asamblea Nacional y solicitara a este poder del Estado la derogación de la Ley 840. En tal sentido, el Estado actuó una vez más sin atender u observar la recomendación del Comité contra la Tortura de “… adoptar medidas efectivas para combatir y prevenir actos de violencia contra los miembros de la oposición política, sus simpatizantes y representantes de las organizaciones no gubernamentales, en el marco de las manifestaciones pacíficas, así como proteger adecuadamente a los manifestantes. Así mismo, el Estado parte debe asegurar investigaciones inmediatas e imparciales y sancionar adecuadamente a los responsables” .

5.    Que los grupos de motorizados impunemente atacaron a los manifestantes, actuaron como fuerzas paramilitares con la presencia y aquiescencia de la Policía Nacional; la cual tiene la obligación y responsabilidad de garantizar el orden, la seguridad, la integridad y la vida de las personas. Que estos grupos o fuerzas de choque deben ser investigadas y sancionadas ya que mediante la violencia pretenden imponer el respeto y sometimiento a un régimen estatal que se deslegitima con acciones de esta naturaleza que atentan contra los derechos humanos de las personas que ejercieron una defensa activa de sus derechos.

6.    Que pese a todos los obstáculos y represión, el CENIDH se suma a las voces que han concluido que la marcha campesina fue un éxito, porque pudieron llegar a Managua y demandar la derogación de la Ley 840. La demanda del campesinado afectado por el Canal es legítima, el Estado debe respetar la voluntad del pueblo de Nicaragua y particularmente la decisión de las personas eventualmente afectadas de no vender sus tierras y de no permitir se dañen el medio ambiente y los recursos naturales.

7.    Que el Estado a través de sus instituciones e instancias administrativas, cese en los actos de represión que se dan actualmente y de forma selectiva en contra de los campesinos que habitan en la ruta canalera; toda vez que atentan contra los derechos individuales de los manifestantes.

8.    El CENIDH celebra que los campesinos hayan realizado la Marcha Nacional sin caer en la provocación que deliberadamente pretendieron un reducido grupo de personas y hace un llamado a la ciudadanía a no permanecer indiferentes con la causa de los derechos humanos y exigir a las autoridades nacionales el respeto de los mismos.

Managua, 10 de noviembre de 2015.


¡Derecho que no se defiende… es derecho que se pierde!
Centro Nicaragüense de Derechos Humanos CENIDH



Publicaciones

Concesión del Canal Interoceánico en Nicaragua: Grave impacto en los Derechos Humanos

Concesión del Canal Interoceánico en Nicaragua: Grave impacto en los Derechos Humanos

Descargar

Derechos Humanos en Nicaragua - Informe 2015

Derechos Humanos en Nicaragua - Informe 2015

Descargar

Informe sobre Criminalización de Defensores de Derechos Humanos

Informe sobre Criminalización de Defensores de Derechos Humanos

Descargar

Miembros